IDIOMAS, SI LOS HABLAS ACTÚAS
2 junio, 2016
DECARA ACTORES BUSCA NUEVOS TALENTOS
6 junio, 2016

ENTREVISTAMOS AL DIRECTOR MARTÍN GARRIDO RAMIS

Hoy estamos con Martín, director de 63 años que toda su vida ha hecho cine independiente. 

Hola Martín nos gustaría saber tu opinión y compartirla con los usuarios de Vibuk: ¿Cuándo empezaste a dirigir cine independiente?

Con los cortometrajes no porque costaban bastante dinero hacerlos en 35 mm. Hice como veinte, una fortuna. Menos mal que en aquel tiempo exigían pasar en los cines un corto antes de la película. Yo tuve la suerte que me los distribuyó todos José Esteban Alenda, el primer productor en ganar un Oscar con Volver a empezar. Yo creo que cuando decidí hacer un cine independiente con dos duros fue en primer largometraje ¡Qué puñetera familia! Me di cuenta de que podía hacer lo que me diera la gana molestase a quien molestase, que fue a mucha gente. La peli la podéis ver en Youtube, alguien se ha molestado en colgarla. Es malísima. Además, esta película es la primera película comercial de la historia de las Baleares. De todas formas ya entonces era amante del cine independiente americano.

Además de ser director eres un actor y guionista muy activo, has escrito y dirigido 2 largometrajes en lo que llevamos de año. Cuéntanos ¿como ha sido la experiencia?

Yo tengo 2 carreras en el cine. En la primera escribí y dirigí 5 largometrajes. Pero era un cine de mierda con el que yo estaba experimentando, y con todo estrené las 5. Podía vivir bien del cine. Luego lo dejé y retomé el teatro, que es lo que realmente que me tomaba en serio. Pero de repente tuve un hijo y me cambió los esquemas cuando a los diez año me pidió que le comprara una cámara de vídeo. A los 21 años dirigió un guión mío para la productora Kanzamán, H6 diario de un asesino, y me enganché de nuevo. Las 4 siguientes películas de mi hijo serían con guiones míos. Y luego, me decidí hacer la película que siempre había querido hacer: El hijo bastardode Dios. Con esta película independiente empieza mi 2ª carrera en el cine como guionista y director, que me está dando muchas satisfacciones. Y ahora vayamos a que llevo 2 largos este año. Son largos que no pasan de 100.000 euros. Y los he hecho porque me encantan y, sogifcartelesbre todo, porque hay productores que creen en mí. Las 2 pelis que se estrenarán este invierno son Trubulencia Zombi y Solos en la oscuridad. Creo que seré el primer productor que va a tener 2 películas candidatas para los Goya.

¿Qué le dirías a todos aquellos jóvenes y no tan jóvenes que están empezando a moverse en este maravilloso mundo? 3 cosas que deberían hacer y 3 cosas que nunca les recomendarías.

La primera es buscar dinero oficial y de televisiones. De esta manera puedes tirarte 5 años buscando dinero, y si tienes suerte, y una productora importante detrás, quizá lo consigas. Para esta primera forma tienes que tener amistades, sin ellas es imposible. La segunda es meterte en el cine como sea, desde lo más bajo, lo que te ofrezcan, y luego ir medrando poco a poco pero seguro hasta conseguir que alguien confíe en ti y te produzca ese guión que ya habrás escrito. Y la tercera es la mía, el cine independiente. O sea, escribir un buen guión y buscar cuatro duros para producirlo con cuatro profesionales que crean en ti, y luego mandarlo a festivales, que es la única forma de que te conozcan. Decir 3 cosas que nunca recomendaría es un poco complejo y relativo. Yo puedo decirte lo que tengo claro, que no quiere decir que sea práctico. Primera: nunca dejes de confiar en ti porque el cine es una jungla. Segunda: nunca te bajes los pantalones… al menos del todo (yo nunca me los he bajado y así me luce el pelo). Tercera: nunca pierdas el norte, nunca dejes ser quien eres y nunca te olvides de donde vienes. La vida no es solo cine.

¿Crees que el mundo digital hace más fácil acceder al mundo de la interpretación? ¿Hay algo de esencia que se haya perdido a causa de la digitalización?

Yo creo que no, creo el mundo digital te hace más fácil encontrar el actor que quieres cuando vas a dirigir una película o una obra de teatro. Cuando yo trabajaba de actor en Madrid y Barcelona tenía que ir con las fotos en un sobre a las productoras, y si tenías suerte te hacían una prueba. Ahora, por ejemplo con vuestra web, es facilísimo. Quiero este perfil, lo busco y lo encuentro. Quizá la esencia se haya perdido, pero cuántas cosas se han perdido con los años.

Los profesionales multidisciplinares como tú se mueven como pez en el agua y sabéis como captar talento para vuestras producciones en cualquier lugar, y para ello bebéis de cientos de recursos. ¿Está Vibuk entre estos recursos?

No creas, no hace falta beber de cientos de recursos. Si uno necesita un actor o una actriz basta entrar en Vibuk y lo tiene. De hecho, yo soy uno de los primeros que me apunté como actor. En cuanto lo vi en Facebook.

¿Qué es lo que te sigue cautivando de esta profesión?

En primer lugar la libertad que te da si haces cine independiente, el otro cine, el de los millones, es complicado. Tienes que ser muy importante para que hagan lo que quieras. En segundo lugar la posibilidad que tienes en contar cosas. Eso es increíble. Por ejemplo, la historia que cuento en mi último largo es la problemática de los actores que viven en comunidades y por lo que sea no tienen acceso a irse a Madrid o Barcelona a intentarlo. O sencillamente que son cobardes. Este guión ningún productor convencional me lo hubiera producido. Y ahí está, en posproducción en Madrid.

1

Una vez nos dijeron que Vibuk permitiría hacer VISIBLE el talento INVISIBLE, ¿crees que es así?

Sí, ¿y sabes por qué? Porque una de las cosas más horribles de esta profesión son los casting. Los casting son terribles porque el actor no está en su salsa. ¡Cuántos buenos intérpretes se habrán perdido por un casting! Miles. En cambio el videobook es diferente. Tú eliges tus escenas. Incluso cuando actúas delante de la cámara estás relajado para hacer una buena interpretación.

Un consejo para los actores que te estén leyendo, para los INVISIBLES, los que están deseando ser partícipes de este mundo.

Yo nací en una isla llamada Mallorca en 1952 y me eduqué en el cine. Lo veía todo, soy una enciclopedia de cine andante. ¿Y qué pasó cuando terminé la mili? Pasó que no sabía qué coño hacer para ser actor. Mis padres eran de clase media alta, pero pasaban de mis tonterías y no me tomaban en serio. La casualidad hizo que un hombre llamado Trino Trives creara la primera escuela de Arte Dramático de la isla. Y ahí fui yo. Durante tres años aprendí todo lo que pude. Pero terminó, y me encontré con el mismo problema: ¿cómo coño soy actor profesional? Empecé hacer teatro por la isla, pero nada, pequeñas cosas. Incluso monté un grupo de teatro, pero yo quería irme a Madrid a triunfar. ¿Pero cómo si no tenía un puto duro? Y el destino quiso que dos amigos actores me invitaron a irme con ellos a Barcelona. Mi padre no me dio nada, pero mi madre me dio cinco mil pesetas con lágrimas en los ojos. En aquellos tiempos Barcelona estaba muy lejos. Y me fui. Alquilamos una habitación cutre en una pensión cutre. Pero lo importante es que yo creía en mí como actor, sabía que si me veían me contratarían. Y efectivamente, a los dos meses de comer bocadillos y de hacer de extra, me contrató una compañía de teatro para irme de gira todo el año. Me cogieron como galán de la compañía. Luego vino Madrid y las películas. Pero con este rollo quiero decir que sin mi fuerza de voluntad, sin mi fe ciega en mí, nunca lo hubiera conseguido. Si quieres ser actor adelante, no te bajes nunca los pantalones o la falda, pero nunca pierdas la fe en ti. Si lo haces así, tarde o temprano, la suerte tocará a tu puerta. Lo conseguiré, tiene que ser tu frase preferida. De mí se reían todos los que les decía que quería ser actor, y cuando me vieron de protagonista con Victoria Vera en una película, se tuvieron que meter el rabo entre las piernas, y seguro que pensaron: no hay nada imposible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.