VIBUK + CPAE = MEJORA DE RENDIMIENTO y TALENTO
17 marzo, 2016
CASTING ‘PERFILES VARIADOS’ CENTRO MÉDICO
18 marzo, 2016

ENTREVISTA A VÍCTOR PALMERO

Hoy estamos con Víctor Palmero:

Un jovencísimo actor que, con tan solo 26 años, ya ha pisado fuerte tanto en teatro, como en cine y en televisión. Pronto llegará de nuevo a nuestras pantallas ¿quieres saber por qué? ¡Sigue leyendo!


¡Bienvenido Víctor! Cuéntanos, ¿cómo fue ese momento en el que supiste que querías ser actor?

No hubo un momento concreto. Cuando era niño acostumbraba a ver teatro en las fiestas de los barrios de mi pueblo y mis regalos favoritos siempre eran películas. Me fascinaba ver como la gente se quedaba prendada viendo lo que sucedía en una pantalla o un escenario, ver lo emocionantes que eran las cosas que allí se vivían. Y yo, quería vivir todas esas cosas.

Te hemos visto en muchos sitios, pero, si te obligaran a elegir, ¿qué escogerías? ¿teatro, televisión o cine?

Donde más disfruto es en el teatro. Para mí, sentir la reacción del público en directo, es de lo mejor que tiene esta profesión. La tele y el cine son geniales, te dan a conocer y están muchísimo mejor pagados, pero es, bajo mi punto de vista, algo menos natural y un poco más industrial.

¿Hoy por hoy, cuál ha sido el papel más importante para ti en tu carrera? ¿Por qué?

Tengo un cariño muy especial al papel de Física o Química, fue la primera vez que trabajé en una televisión nacional, me trataron con mucho cariño y siempre estaré agradecido a Rosa Estévez por confiar en mí para un papel tan especial como el de Toño. Aunque Alba viene pisando fuerte…

 

FOTO_BLOG

 

En breves estrenáis nueva temporada de la serie “La que se avecina”, en la que te incorporas como personaje fijo, ¿cómo has vivido esta nueva experiencia? ¿alguna anécdota que quieras compartir con nosotros?

Está siendo alucinante. Trabajar con Laura Caballero y Miguel Albaladejo es una delicia y estoy aprendiendo y disfrutando mucho con el reparto y el equipo. Mantenemos una química muy divertida entre los compañeros y esto hace que el rodaje sea muy fluido y también ayuda con las tramas. Alba es el personaje más loco y adorable que he interpretado en mi carrera como actor, espero que la gente lo quiera tanto como yo. Como anécdota, algunos compañeros del equipo tardaron meses en reconocerme cuando no estaba vestido de Alba.

Dedicar tiempo a los fans, ¿crees que forma parte del trabajo de un actor o que es algo independiente?

Es alucinante ver el tiempo y el cariño que dedican algunas personas, y también es imposible no estar agradecido.

En la actualidad, ¿estás trabajando en algún sitio en el que te podamos ver?

Actúo en el Teatro Alfil, todos los sábados hasta finales de Abril con la obra de teatro “Clímax”, y pronto, como ya sabéis, estaré en pantalla en la novena temporada de “La que se avecina”.


 



Vibuk es una herramienta que ofrece posibilidades y medios a todos aquellos talentos invisibles que luchan por dejar de serlo. ¿Qué te parece esta iniciativa?

Conozco la plataforma y estoy absolutamente a favor de este tipo de iniciativas. Mis primeros castings aparecieron a través de internet, en webs como soloactores, me apuntaba a todo lo que veía que daba el perfil, cortometrajes, spots…en Donosti, en Parla…tenía claro que quería trabajar y que por algún lado tenía que empezar y cuando me entraba la duda por la distancia, o por cualquier cosa del estilo, pensaba: Bueno, ¿y si sí? Es guay que además Vibuk ofrezca la posibilidad de reunir tanto talento de una forma tan sencilla y ofrecerlo además a profesionales.

Ahora que sabes lo que es estar tanto en el lado del talento invisible, como en el lado del talento visible, ¿qué consejo darías a nuestros usuarios?

Diría que se formen y que ese sea su inicio pero no su final. Que cuando se sientan preparados, hagan cursos con directores de TV, cine y directores de casting y si no tienen posibilidad, por lo que sea, que investiguen qué les gusta y traten de hacerlo por su cuenta, que se graben un monólogo de su peli favorita con el móvil, para colgarlo en Youtube, en Vibuk, enseñárselo a alguien que les pueda ayudar o simplemente para verse ellos mismos. Y que no sean muy duros cuando se vean las primeras veces. Que graben un corto en el que no pagan por el mero hecho de sentir qué es y de tener material, que detrás del uno va el dos y que no se rindan, porque uno nunca sabe del todo de donde puede salir qué.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.