¿QUIERES SER CÓMICO? 10 CONSEJOS

1. Encuentra tu humor.

Escucha a tu audiencia, siempre que puedas observa sus reacciones. ¿Cuándo eres más gracioso? Ser consciente de en qué consiste tu “gracia” en vital. Encontrar humor en ti mismo y en tu vida diaria es el primer paso para convertirte en un actor de comedia exitoso. Tu sentido de humor es tu habilidad innata de ser gracioso, a lo que se le dice tu “gene divertido.” Tu sentido de humor tiene multitud de influencias; familiares, sociales, culturales… pero lo que más influye son los estímulos que recibiste durante tu niñez. ¿Cómo aprendiste a ser gracioso? ¿Que cómicos veías en la tele? También recuerda que la comedia viene del drama y el drama viene del dolor. Entonces, la comedia viene tras el dolor. ¿Eres capaz de extraer el humor del dolor? Una vez que hayas encontrado tu tono, necesitaras identificar donde se encuentran tus fuerzas cómicas.

2. Identifica tu personaje de comedia.

Puedes ser seco y sarcástico, tonto y alegre, granuja, friki, inteligente… Siendo consiente de tus cualidades comediantes te ayudara a identificar tu personaje de comedia. Cada personaje tiene sus atributos, e inevitablemente, sabrás en cuál te encuentras cómodo y natural. Centrándote en tu carácter de comedia te ayudara a encontrar tu nicho de comedia.

3. Explora tu comedia.

Para ser un actor de comedia con éxito debes estudiar y trabajar mucho, tener un buen background cultural, y la mejor manera de hacerlo es asistiendo a una clases o cursos, leyendo, y nutriéndote constantemente de otros artistas y maestros. En una clase de comedia no solamente aprendes como desarrollar correctamente la técnica cómica, si no que tendrás la oportunidad de perfeccionar un nuevo personaje. Al formar parte de una clase podrás desarrollar un personaje en diferentes situaciones, explorar su historia, motivación, acciones y fortalezas cómicas. Tendrás que interactuar con otros personajes. Lo mas importante, una clase de comedia te ayudará ver los puntos fuertes que te ayudarán a construir tu propio repertorio cómico.

4. Sigue el guión.

La comedia se hace mejor despacito y con buena letra, sin prisa pero sin pausa. Todo es cuestión de ritmo, como cómico tu trabajo es identificar el ritmo en cada parte del guión sobre el que actúes. La comedia, cuando está bien hecha, es como una buena canción. Igual que un músico que debe de tocar la melodía tal como esta escrita, un comediante debe de seguir su guión. Esto significa seguir las palabras exactamente como están escritas. Ni agregues ni omitas palabras. Haz pequeñas variaciones sólo si lo ves necesario. No cambies los signos de puntuación. Recuerda que un punto no es solamente el fin de una frase, si no que el fin de un pensamiento. Ignóralos o cambiarlos cambiará la “melodía” del diálogo.

5. Aprende a descomponer los guiones de comedia.

La comedia esta hecha de dos cosas: desesperación y impredecibilidad. Estos dos temas se encuentran en las historias, bromas, y personajes. Ten en mente que la comedia consiste de fuerzas positivas y negativas que trabajan una contra la otra para crear humor en en el script, especialmente en un dialogo. Descomponer guiones te ayudará a identificar todos los posibles tonos de humor en el monólogo. Y le sacarás mucho más partido a la pieza.

6. Perfecciona tu humor.

Mientras que desarrollas tu personaje y aprendes tu técnica de comedia, empezarás a examinar herramientas mas sutiles, pero importantes. Necesitas identificar las palabras “operativas” (una palabra que se repite en una escena), chistes que se repiten durante el monólogo, y palabras que causan gracia que se utilizaran para mejorar otros chistes. Algunos escritores te darán una huella de las palabras/frases importantes en subrayándolas, poniéndolas en cursiva, o en negrita, pero generalmente serás tu quien tendrá que identificarlas.

7. Comprométete.

“Morir es fácil, la comedia es difícil” es un viejo dicho, pero es muy cierto. ¿Qué hace que la comedia sea tan difícil? El compromiso. Como comediante, es necesario estar 100% comprometido al dialogo, las acciones físicas, las bromas, la técnica, y especialmente los personajes. Se necesita la misma cantidad de compromiso en la comedia que en el drama, quizás hasta mas. Piensa en todos los “grandes” de la comedia y en todo lo que han hecho para llegar a ese puesto. No hay vergüenza, pena, y definitivamente no hay falsedad. Tú y tu personaje debeis creer en todo lo que hacéis y compenetraros al 100%.

8. Quédate quieto.

Una de las cosas que fácilmente puede arruinar una escena de comedia es movimiento no planeado. Esto incluye ajustarte la ropa, rascarse, estirar tu cuello, etc. Hazlos solamente si son parte de tu script, si no te deberías de mantener completamente inmóvil, cada movimiento extra creara una distracción al ritmo cómico de la pieza. No te decimos que seas una estatua, pero como comediante es tu responsabilidad estar atento a tu alrededor y controlar tus acciones para que no pierdas la atención de tu audiencia. Además, también debes de aprender como controlar tu risa, quedarte quieto, manteniendo tu concentración mientras tu audiencia ríe y esperar a que terminen para que continúes con tu dialogo.


9. Observa a los maestros de comedia.

Hay muchísimas leyendas de la comedia, nuevas y viejas. Conocer sus obras es esencial para la construcción de tu carrera como comediante. Mira mil veces las interpretaciones de Berlanga, Gila, Chiquito de la Calzada, Dani Rovira… todos valen, prioriza con los cómicos que tengan un sentido del humor más parecido al tuyo. Pero también necesitas saber la historia de la comedia. Míralas una vez por entretenimiento y después velas otra vez como un estudiante, observando atentamente todo lo que hagan los actores.

10. Diviértete.

Cuando estés interpretando comedia, tienes que pasártelo como un niño chico. Necesitas hacer tu trabajo, encontrar tu personaje, perfeccionar tu técnica, comprometerte al guion, ir a clase, a castings, trabajar y divertirte. Asume riesgos. Ten confianza y diviértete ante todo, eso es precisamente lo que te convertirá en un cómico excepcional. Si te lo estás pasando bien, sentirás una energía especial dentro de ti que hará que tengas tu mejor show. Si te estás divirtiendo, el director, productor, escritor, y tu público se divertirá contigo y te convertirás en un actor de comedia que todos recordarán.

FacebooktwitterlinkedinyoutubeinstagramFacebooktwitterlinkedinyoutubeinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *